El discurso del método

Andaba yo divagando sobre otras cosas más dignas para dar que pensar, cuando me topé por enésima vez con la lista de las sugerencias de los motores de búsqueda. Sé perfectamente que es una experiencia muy cotidiana para la mayoría de la gente, pero yo en esto de Internet soy usuario de viejo cuño, lo que me priva de caer en el error de poner frases completas para localizar los argumentos de las páginas. A menos que se busque una expresión fija -en cuyo caso hay que colocar el texto entre comillas-, los artículos, las preposiciones y las formas verbales conjugadas no nos acercan a los mejores resultados. Al revés, nos hacen excluir la posible fuente de información que deseamos obtener. Sin embargo, cada vez que movido por la espontaneidad de hacer una consulta genérica me olvido del método, me aparecen esas simpáticas sugerencias que son toda una lección de sociología y de psicología sobre los tiempos que corren. Lo cual es peligroso, porque embelesado con lo que lees, te olvidas por completo de lo que ibas a escribir y tu búsqueda y captura se va directamente a freír espárragos. Destino marcado: indagar sobre el método te relega a los descartes.

Es muy difícil evitar la tentación cuando tras teclear “método para ” (el espacio después de “para” es obligatorio si queremos eludir los métodos “paranoico” y “paralelogramo”) te aparecen las siguientes búsquedas más comunes: 1– Método para abortar. 2 – Método para aprender inglés. 3 – Método para dejar de fumar. 4 – Método para derrotar la eyaculación precoz. 5 – Método para quedar embarazada. 6 – Método para bajar de peso. 7 – Método para derrotar la eyaculación precoz pdf. 8 – Método para la cuenta de mohos y levaduras en alimentos. 9 – Método para dejar de fumar. 10 – Método para aprender a leer. 11 – Método para enseñar a leer. Casi sobran los comentarios. Es significativo que existan mujeres y hombres interesados en usar la información ofrecida por Internet con fines abortivos. Y en el peor de los casos, imaginarse a reincidentes que luego desean de nuevo provocar el embarazo, cuyo método, por lo demás, no requiere mayor ayuda que la de una pareja del sexo opuesto. Algo que, practicado con la debida frecuencia, anula cualquier atisbo de eyaculación precoz (aunque no sé si será efectivo para la modalidad pdf).

Uno se imagina también que la pérdida de peso a la que se aspira consiste en alguna receta milagrosa, pues, en caso contrario, su consulta telemática se perfila poco recomendable. Para tal propósito, como para dejar de fumar, se podrían aconsejar los efectos beneficiosos de alejarse con más frecuencia del ordenador y buscar soluciones más cerca de casa (o más lejos, según se mire).

Por lo que se refiere a la sugerencia octava, la cuenta de mohos y levaduras en alimentos, sólo cabe pensar razonablemente que se trate de una única persona que lleva años  tratando insistentemente de resolver el problema. Yo intento algo parecido desde hace tiempo con “la vida eterna” y “evitar la vejez”, pero sólo encuentro spam (con la vejez, conviene añadir “-suicidio”, que resulta, hasta la fecha, la única respuesta adecuada, si bien nada aconsejable).

metodo
También la búsqueda de “método para” sin acentuar produce variantes dignas de tener en cuenta.

Hablando de “cómo evitar”, aquí también podemos obtener una buena clasificación de nuestros miedos más arraigados y de nuestras preocupaciones. Hay que precisar que no coloqué el acento en la “o” y que los más cultos presentan otra gradación, aparte de manifestar sus temores diferenciales por la diabetes, el estrés y la ronquera. Sorprendente el hallar en primer lugar un enemigo más concreto que trascendente, aunque pueda tener su trascendencia: el mal aliento. Le sigue de cerca otro quebradero de cabeza: las canas. Después vemos que se intersecciona la eyaculación precoz, sin duda la más famosa disfunción post Viagra. Y de ahí pasamos a la caída del cabello, las estrías en el embarazo y el calentamiento global, la primera sorpresa en la lista, porque a menos que imaginemos connotaciones sexuales en “calentamiento”, que no dejaría de tener su gracia, uno se pregunta lícitamente si todos los enseñantes del mundo hispano ponen las mismas redacciones a sus alumnos, pues dudo que alguien en su sano juicio se coloque delante de la pantalla con la pretensión de recibir instrucciones para resolver personalmente tamaño problema. ¿O sí?

Completan el elenco la contaminación, la contaminación del agua (me imagino que otra variante de interés escolar) y, para finalizar, el embarazo. Lo cual nos lleva a una conclusión muy jugosa: que si quienes consultan “método para” mirasen antes “cómo evitar” se podría disminuir drásticamente el número de abortos. A menos que funcionen verdaderamente los consejos para “evitar” las eyaculaciones más precoces.


P. D.: Obviamente, hay otra razón para el extraño caso de la cuenta de los mohos y levaduras. Los títulos de documentos que adquieren una cierta difusión son buscados y no sólo por interés profesional. A veces los enlaces rotos nos llevan a intentar hallar páginas alternativas. Tal vez por esto nos aparecía también anteriormente el verbo “derrotar” en una colocación que no debería ser la más frecuente. Aún así, los comportamientos son muy peculiares, lo que lleva a los expertos en tags y SEO a calcularlo todo. Hay hasta quien se aprovecha de los errores tipográficos y ortográficos para comercializar dominios que tendrán visitas aseguradas gracias al parecido con otras páginas con alto nivel de consultas.

Controlando en las herramientas para Webmasters de Google de mi dominio, he encontrado numerosos accesos en las últimas semanas con variaciones sobre la pregunta: “¿dónde se entera walter de que sus antiguos compañeros de gray matter no reconocen su papel en la creación de la empresa?”, de manera que la boutade sobre la misma persona que lleva toda la vida tras una respuesta para su problema no era tan desatinada. Ya había visto muchos ejemplos semejantes con anterioridad. En fin, por si acaso regresa, se lo pongo más fácil en esta página y le indico que se está refiriendo al penúltimo capítulo, a la escena final de “Granite State” (temporada 5, episodio 15, emitido el 22 de septiembre de 2013). El lugar es un bar de New Hampshire.

Por otro lado, a partir de una referencia que me han pasado, veo que este argumento de las sugerencias de Google presenta una abundante sitografía y diferentes tratamientos. Dejo algunos enlaces de interés:

3 Campañas para combatir los prejuicios y el sexismo… que Google predetermina

¿Cómo buscar signos de puntuación que es ignorada por Google?

Cómo quitar las sugerencias de Google

Las Busquedas mas graciosas de Google

Sugerencias de Google (WTF!?)

Trucos de búsqueda en Google

Trucos y sugerencias de búsqueda (del manual de Google)

What swing state voters are searching for

Why are Americans so…

 


 

Última actualización: el .